17 de Diciembre, 2006

Corrección política, indecencia moral

Hace una semana que Pinochet abandonó nuestro planeta para ir a parar a un mundo mejor, el de la televisión. Y es que desde que murió, las cadenas estatales no han cesado de emitir reportajes y documentales sobre su vida y muerte.

Empapados de historia, ha resultado interesante contemplar las numerosas similitudes entre la situación actual de Chile y la España de no hace muchos años. Debido a estas, cualquier declaración que realizara un político, sobre la controvertida muerte del exdictador, era prudente que se efectuara desde la más absoluta corrección.

Desconcertantemente, las declaraciones más inquietantes las hemos encontrado en dos programas de sátira humor político, y ambas proceden del mismo partido político (PP). Creo que a todos nos hubiera gustado ver desarrollados estos llamativos juicios de valor en alguna extensa y profunda entrevista televisada.

spacer

Acebes, Astarloa y Rajoy responden a incómodas preguntas para CQC

spacer

<!-- Video'